75866072En Francia, como ya se sabe, las redes pedófilas no existen. Como que las nubes de Chernobyl se paran en la frontera, las redes pederastas le temen a nuestros bravos aduaneros. Entonces las redes satánicas, són seguramente sólo puras fantasías.
En los Estados Unidos sin embargo, hablan de ello. Por lo menos algunas voces, y no pocas, se hacen escuchar por encima de las propagandas tan eficaces destinadas a endormecer a la populación. Observemos de más cerca un caso de escuela- és lo mínimo qué podemos decir- en materia de abusos sexuales rituales contra los niños. Esto ocurre en la pre-escolar McMartin, en Manhattan Beach en las cercanías de Los Angeles, y se ha convertido en el ejemplo tipo del "síndrome de falsos recuerdos", una invención de los pederastas.

 

El caso empezó en agosto de 1983, cuando Judy Johnson, una madre de família llamó a la policía. Ella sospechaba que su hijo de tres años había sido violado en su escuela pre-escolar, la McMartin preschool. Una investigación se puso en marcha. Y extrañamente, si el 90% de la populación local estaba convencida de la realidad de los abusos sexuales sobre los niños de ésta escuela (y otras), los medios de comunicación, al 90% al menos , defendían la tesis contraria.

Empezemos con la versión oficial.

 

Versión oficial : RAS

La versión oficial apunta a Judy Johnson como una madre mentalmente inestable, alcoholica y suicída. Y justo cae bien; Judy Johnson murió prematuramente, a causa del alcohol al cual era alérgica, mientras que el juício estaba todavía en curso.

Sea como sea, el hijo de Judy Johnson explicó que había recibído abusos en los túneles bajo la escuela McMartin, principalmente por Ray Buckey, el hijo de la directora y nieto de la fundadora de la escuela[1], que trabajaba allí a media jornada como ayudante escolar. Varios examenes medicales legales lo confirman .Fué justamente porqué regresó de la escuela con el ano inflamado que Judy Johnson reaccionó. La tesis oficial dirá que ella "se volvió obsesionada por el ano de Matthew", que ella lo empujó a hablar de cosas que jamás el niño vivió, total, que ella exageraba.

Johnson llevó a su hijo a revisiones con especialistas del Children's Institute International (CII) en la Universidad de California. No hubo suerte, según la versión oficial, el médico que recibió al niño tenía falta de experiencia, aunque éste concluyera que el hijo de Judy Johnson sí había recibído abusos sexuales, concretamente actos de sodomía.

Sin embargo , un segundo estudio concluyó que las alegaciones de Matthew y de su madre eran puros disparates. Y el pobre Ray, un chico tan bueno, se preguntaba de porqué lo acusaban de cosas tan horribles.

Nos preguntamos de porqué una investigación fué abierta sobre éste caso, porqué la policía reunió a todos los padres de alumnos para preguntarles a ver si sus hijos habían podido ser víctimas, y porqué una decena de escuelas alrededor fueron perquisicionadas, y también cuatro granjas. En ese momento, los padres empezaron a hablar de las posibles violaciones que no eran ciertas, lo que se convirtió en delirio colectivo y en una "caza de brujas", según dijeron repetidamente en los medios de información americanos.

La policía no encuentró nada que confirmara los abusos, siempre según la versión oficial.

75866098Sin embargo, los padres, que llevaron a su turno a sus hijos a los especialistas de la universidad de California (sobretodo en materia de abusos rituales), descubrieron que dichos profesionales estimaron fiables los testimonios de sus hijos. Pero, dijeron que los especialistas les inducieron a las respuestas. Que también, a ésa epoca, no importa cualquier alegación de toque pipi se transformaba en abuso sexual, o rituales, nos decían sabiamente .

Y en primer lugar, Kee Macfarlane, directora del CII y miembro del Preschool-Age Molested Children's Professional Group, quién tomó la palabra de los niños como dinero sonante , y los habría incluso empujado a decir cosas que ni siquiera ocurrieron[2].McFarlane fué enviado por la oficina del procurador en octubre de 1983 y recibió a 400 niños (incluyendo a antiguos alumnos), para estimar que el 80% de entre ellos habían sido víctimas de abusos sexuales. Sobre éstos 360 niños, solamente 11 fueron escuchados durante el juício.

Siete personas fueron arrestadas en febrero de 1984. Entre ellas, Peggy Buckey la directora, su madre y su hijo Ray, y también algunos profesores de ésta escuela pija.

A partir de aquí, nos lanzamos en el proceso más largo y más costoso de la época delante de un tribunal criminal americano`[3]. Un poco como el caso Outreau, para no llegar finalmente a ninguna parte. Normal: el juício, no sabemos como ni porqué, reposaba únicamente en el testimonio de los niños, quiénes a penas sabían hablar. Entonces hicieron intervenir enminentes profesionales, tales como Richard Gardner de la universidad de Columbia, predicador del Síndrome de los Falsos recuerdos y del Síndrome de Alienacion parental los cuales tienen en común el no estar reconocidos en el DSM, la bíblia de las enfermedades mentales (quién domina una fuerte tendencia a crecer cada cuatro años). Y quién dijo que los psicólogos que interrogaron a los niños les habían inducido recuerdos, realmente lo que nos cuentan és tan imposible que és imposible. Volveré a éste punto de los "especialistas" más tarde, quiénes desestimaron las declaraciones de todos los niños en éste caso, con el gran apoyo de las campañas mediáticas.

Entre los elogiosos de la versién oficial, se encuentra Debbie Nathan , una periodista de El Paso en Texas para quién los abusos rituales no pueden existir, y todo éste caso no és más que una "histéria colectiva". Se dió a conocer por todo el país con el caso McMartin, escribiendo articulos en varios periódicos importantes como el "The ritual sex abuse hoax" (el engaño de los abusos sexuales rituales)- Su mérito fué recompensado ya que recibió un premio de la Fee Press Association y un premio de una facultad de periodismo. Ella escribió que la mayoría de actos de pedofília "consistían en acariciar y en tocar. Para la mayoría de los niños ésta experiencia suele parece desconcertante, o peor aún traumática. Pero los demás parecen participar voluntariamente", antes de preguntarnos si "comparando los abusos sexuales del movimiento de protección a la infáncia que se han vuelto locos, a caso el incesto sería peor aún?".

Referente a los niños sobre los cuales les habrían sodomizado y otros rituales glaucos en los túneles debajo la escuela. Debbie Nathan explica que nunca encontraron pruebas, lo que és falso y lo sabía muy bien cuando publicó el artículo. Pero, volveremos a ello. Desde el caso McMartin, Debbie Nathan hizo sus fondos de comercio a la negación sobre los abusos sexuales rituales.

Enfín, la "histéria" fué tan grande que cerraron varias escuelas pres-escolares en California y otros lugares[4]. Hoy en día, encontramos incluso un articulo titulado "day care sex abuse hysteria" (la histéria de los abusos sexuales en las guarderías pre-escolares) en Wikipédia. Y como con el caso Outreau,éste se ha convertido en el caso de una escuela a la deriva que se produce cuando apoyan la palabra de los niños.

En marzo de 1984, en el "pre-juicio" no menos de 208 cargos de acusación de abusos de niños implicando a una cuarentena de menores fueron cargados sobre 7 adultos: los dos propietarios de la escuela, Ray Buckey y cuatro profesores[5]. Después de 20 meses de audiencias préliminares, en el curso de las cuales solamente 41 niños sobre los 360 a los que MacFarlane detectó signos de abusos (a menudo confirmados por un examen médico legal), decidieron que habían suficientes pruebas para ir a juício. En Enero de 1986, el nuevo procurador elegido, Ira Reiner, abandonó el conjunto de acusaciones contra cinco inculpados. Quedaban entonces 52 cargos de acusación contra Ray Buckey y veinte contra su madre, quién finalmente fué absuelta. En 1990, solamente 13 cargos de acusación contra Ray Buckey fueron examinados por el tribunal.

Salvo numerosas pruebas que nos dan que pensar de que los niños no contaban historias, aunque pudiera parecerlo.

 

75866135La versión de los abusos rituales


1. Muertes sospechosas

Nos gustaría creer en la versión oficial sin hacernos preguntas. Pero no podemos, númerosos elementos llevan a dudar de la " verdad judicial", y como por casualidad se cuidaron de evitar de hacerlo público en los medios de comunicación y durante el juício.

Por ejemplo, el asesinato de Karen Klaas, quién hablaba tanto de ello en la época. Ya que, el caso és bien extraño.

En enero de 1976, Karen Klaas fué agredida violentamente en su casa Hermosa Beach en California, por un desconocido que nunca encontraron. Se había divorciado del cantante Bill Medley del grupo The Righteous Brothers. La encontraron en su casa, inconsciente pero aún con vida, y cuatro días después falleció debido a sus heridas. Los vecinos percibieron en el inmueble a un hombre extraño que parecía espiar o esperar a Karen Klaas justo delante de su puerta, pero la policía resbala. El hombre había estado allí varias veces la semana de la agresión. Sin embargo, la policía no consigue avanzar, y ha por cierto, reabierto la investigación en 2006, con el fin de analizar elementos de ADN.

Algunos se interrogan acerca de éste asesinato, ya que Karen Klaas murió una hora después de llevar a su hijo a la escuela McMartin. El investigador que llevaba el caso, Paul Bynum, fué despedido por extrañas razones en 1979, tras haber resuelto una serie de asesinatos de adolescentes, crímenes que según sus superiores le habrían afectado mucho. Luego trabajó como detective privado y fué reclutado por los abogados de los padres de las víctimas del caso McMartin. Y llegó a la conclusión de que los niños habían realmente recibído abusos en ésta escuela.

Y fué así que lo convocaron para testificar durante el juício de la escuela McMartin en los años 80 referente a los restos óseos de animales encontrados en los túneles debajo la escuela. Pero no hubo suerte!: se disparó una bala en la cabeza, a los 39 años, justo antes de testificar delante del jurado, un año después de la muerte de Judy Johnson. Menos mal, Bynum había declarado dos días antes delante los magistrados, referente a éstos restos óseos de animales encontrados. Al menos ésta fué la versión de Los Angeles Times.

Dijeron que era suicída y que estaba afectado por éstas investigaciones, lo que su entorno desmiente rotundamente. Pero, la justícia no paró en éstos detalles , y concluyó a un suicidio.

Enfin, Judy Johnson, la madre que hizo estallar el escándalo de McMartin, fué hallada muerta y desnuda en su casa. Dijeron que era alcoholica crónica y esquizofrénica, pero su família dice que nunca tuvo problemas mentales ni de alcoholismo antes de lo ocurrido con su hijo. Pero seguramente la ayudaron a perder la cordura, a través las amenazas constantes, acosos, una presión psicológica permanente.

De otra muerte que hablaremos más tarde, és la de Robert Winkler, reconocido por varios niños pero nunca amonestado por el caso McMartin. Lo encontraron muerto la noche anterior a su juício unos años más tarde: se hizo pillar por haber creado una red pederasta a través del servicio Baby Sitting que había abierto.

 

2. Aquellos que escaparon pasando por las grietas

Todo el mundo o casi, durante el juicio, estaba de acuerdo en decir que los niños fueron realmente víctimas de abusos. Pero, como por el caso Outreau, aunque haya víctimas, no tenemos culpables. tan pocos como en Outreau (4 culpables por 12 víctimas), y céro por el caso McMartin.

Algunas personas explican que "la McMartin Preschool, en relación con dos otras escuelas de pre-escolar de Manhattan Beach y con un servicio de Baby Sitting, era el centro de una gran red de prostitución infantil y de pornografía infantil, dónde las actividades parecen haber sido protegidas y encubiertas por un cierto número de funcionarios locales, provinciales y federales".

75866153Según el correo oficial del sargento Beth Dickerson del departamento del Shérif del condado de Los Angeles al agente Kenneth Lanning del FBI en agosto de 1983, los 350 niños interrogados que mostraron signos de abusos sexuales, señalaron a las siete personas que comparecieron, pero también evocaron unas "trenta personas más" que en la época no fueron sometidas a ningún cargo. "asimismo que numerosos extranjeros no identificados". Esto representa un buen grupo de personas. ¿Y porqué las trenta personas identificadas y señaladas por los niños no fueron implicadas? misterio.

Entre los lugares descritos por los niños, se encuentra seguro la escuela McMartin, pero también en otras escuelas, en un mercadillo cercano, en las iglesias, un tanatorio, varios domicilios, una granja, el despacho de un médico, guarderías y otros lugares como empresas. A menudo, fotos y peliculas fueron realizadas durante las violaciones colectivas. Algunos niños confesaron haber sido forzados a participar en sacrificios de animales, pero también de bebés y de otros niños. Dijeron haber sido obligados a beber su sangre, de apuñalar bebés o asistir a su decapitación, de comer la carne de cádaveres. Algunos entre ellos fueron introducidos dentro el féretro con los cadáveres mutilados. Los sometieron a prácticas necrófilas , escatológicas, zoofília. Estos elementos recuerdan mucho por cierto, a lo que describieron otros niños en otras zonas del país (acusados éstos también de tener "falsos recuerdos"), pero también otros niños en Europa y en Francia, como los hermanos y hermanas del caso del Var, en Cogolin: también tuvieron que matar a otros niños, comer la carne del cadáver, asistir a ceremonias extrañas etc... Entonces sí, el complot de los psicólogos que influyen los falsos recuerdos debe ser al menos mundial.

La mayor parte de los niños dicen haber sido fotografiados desnudos, haber tenido que beber un líquido rojo o rosa que les hacía dormir, haber asistido a asesinatos de animales (conejos, poneys, tortugas, perros ...) e incluso en las iglesias. Testigos hablan incluso de transportes de niños en avión o en coche, para prostituírlos en el exterior.

Hablan de violaciones y sodomías con bastones, y de episodios de escatologías. A veces, los adultos se vestían de túnicas negras, y cantaban en círculo alrededor de ellos.

En mayo de 1984, una nueva investigación inicia en una escuela pre-escolar del barrio, después de que una víctima de McMartin hubiera identificado a la escuela Manhattan Ranch como el lugar dónde ocurrieron abusos. Unos sesenta niños hablaron entonces, señalando al menos a seis culpables. Decían que unos adultos venían a la escuela, los llevaban y abusaban de ellos fuera de la escuela. Aquí también morían animales, los niños eran fotografiados, y los mismos actos escatólogicos se describen de nuevo.

75866185Se puso entonces un grupo de trabajo de 21 personas dedicadas a la investigación en noviembre de 1984. Este grupo trabaja sobre los casos McMartin y Manhattan Ranch, así como dos otras escuelas pré-escolares entre ellas la escuela Learning Game de Mahattan Beach, relacionada con la McMartin. Esta vez, era un niño de la McMartin de tres años quien identificó la escuela como el lugar dónde adultos abusaron de él en varias ocasiones. La escuela fué cerrada, como también la Children's Path Preschool en Hermosa Beach y la Peninsula Montessori Preschool a Rolling Hills Estates.

La Manhattan Beach y la Children's Path Preschool pertenecían a Jill B Schwarz. La segunda fué cerrada porqué siete niños, de los cuales uno de Manhattan Beach y seis de Children's Path, dijeron haber sido molestados entre enero de 1982 y octubre de 1984. Seguidamente descubrimos que otros ocho niños de Manhattan Beach decían lo mismo, pero la investigación no dió resultados aunque tres mujeres y un hombre fueron involucrados. Una campaña a favor de la reapertura de Children's Path fué rapidamente organizada por algunos padres, quienes defendían a Schwarz. Y funcionó: la administración finalmente levantó el cierre, que sólo fué temporal.

Según Michael Newton, que trabajó en éste caso, 460 niños habrían declarado haber recibído abusos en tres escuelas de Mahnattan Beach, y que el Children's International Institute detectó que el 80% de entre ellos mostraban signos flagantes de abusos, tales como cicatrices relacionadas con las violaciones vaginales y anales, de sangrados anales, una pérdida de reflejos del esfínter.... Aparentemente, éstos exámenes medicales legales representaban un camión entero de documentos.

Todos los testimonios eran curiosamente parecidos en cuanto a la descripción del tipo de abusos, en el desarrollo de los hechos, los lugares, los autores. Entre éstos testimonios, había también los de antiguos alumnos, más mayores, algunas veces adolescentes y hasta los veinte años, quienes sabían perfectamente de lo que estaban hablando. Por desgracia, no dejaron a éstos testigos más mayores expresarse durante el juicio ya que la fecha de prescripción habría caducado por lo que les concernía. Pero, podríamos haberlos escuchado como testigos, lo que no se hizo.
En cuanto a los pequeños, muchos eran incapaces de testificar, principalmente por el traumatismo del que habían sido sometidos. Desde entonces, uno o dos se retractaron, pero casi todos mantienen haber sido violados en esas escuelas.

Entre las trenta personas identificadas y que no fueron inculpadas, se encontraba un cierto Robert Winkler, arrestado cerca de allí por haber dirigido una red de abusos sexuales a través de un servicio de baby sitting. Para los niños, Winkler se llamaba "The wolfman" y venía a menudo a la escuela. Distribuía los medicamentos que se usaban el los rituales de abusos, en iglesias, un cementerio, un tanatorio. Por desgracia, Winkler fué encontrado muerto de una sobredosis la noche anterior de su juicio.

 

3. Los tuneles

75866243Los niños hablaron pues de los túneles debajo la escuela, donde había una habitación secreta donde los violaban y que permitía salir de la escuela sin que nadie del exterior los vieran. El primero a cavar fué Paul Bynum, el detective suicidado la noche anterior a su juicio.

Ademas, el procurador encargado del informe llevó a cabo investigaciones sobre éstos túneles, pero no llegó a nada. Hay que precisar que el magistrado solo ordenó las excavaciones superficiales porqué los padres empezaron a cavar ellos mismos en la escuela. Y las instrucciones eran que sólo buscaran dónde pasaron las familias.

Los padres aprovecharon la ocasión cuando la escuela se vendió de nuevo en abril de 1980, y contrataron un equipo de científicos, entre ellos el arqueólogo renombrado Gary Stickel, quién utilizó métodos reconocidos para ésta misión. Se utilizó incluso un radar, y sondaron el suelo, lo que permitió dar con algunos terraplenes y hundimientos de terreno anormales. El equipo encontró bajo tierra exactamente lo que los niños habían descrito. El ex jefe del FBI de los Angeles, Ted Gunderson, estaba presente durante las búsquedas de los túneles. Y éste declaró haber encontrado túneles rellenados. Gunderson trabajó después en la sofocación del caso Franklin[6], del que hablaremos otro día. Sin embargo, Jackie McGauley, uno de los padres de los niños que iniciaron las excavaciones, dijo que Gunderson estaba allí probablemente sólo para averiguar el avance de las búsquedas, y que le había robado 30.000 $.

Dos túneles encontrados, en los cuales un hombre adulto podía caminar, así como diversas estructuras que no pintaban nada allí. Fueron tapadas, tan bien que fué fácil reconocer los diferentes tipos de tierra. Los niños hablaron de un túnel que daba a un acceso escondido hacia un edificio colindante situado al este. Un segundo acceso daba bajo el muro oeste del edificio, y llevaba hacia lo que parecía la pieza secreta descrita por los niños.

Los túneles parecían haber sido cavados manualmente bajo la losa de hormigón, a finales de la construcción de la escuela.Sin embargo no se habló nunca de éstas investigaciones durante el juicio, que no había terminado todavía en ese momento. Pero, admitir que existían verdaderamente esos túneles debajo la escuela, era admitir que los niños decían la verdad sobre uno de los puntos más" increíbles" del caso.

En el relleno de éstos túneles, los arqueólogos encontraron una friambrera de Disney fabricada en 1983, botes de conservas, recipientes, y restos de huesos de animales.

 

75866563Los abusos rituales, ¿algo habitual en los Estados Unidos?

En febrero de 1985, varios policías sabían que los abusos rituales eran una realidad. Uno de ellos, el oficial Sandi Gallant, de la policía de San Francisco, realizó un informe sobre ello recensando numerosos casos sobre los Estados Unidos y Canadá, dónde el fenómeno parecía ampliarse allí también.

He aquí lo que ella escribió a los padres de las victimas: " En el transcurso de los últimos años, los policías han sido confrontados a unas investigaciones que implican cambios de vocabulario. Este vocabulario corresponde a crímenes desgraciadamente indentificados como casos de "abusos sexuales rituales" o "abusos rituales contra los niños". Describe los casos implicando una série systemática de violaciones sexuales, físicas, y/o emocionales apuntando en instalar el miedo y realizadas llevando en el alma objetivos específicos. >Esto comprende los casos en los cuales los rituales són cometidos sobre una base espiritual.

Hasta hace poco, las leyes se aplicaban en éstos casos de la misma forma que por los maltratos habituales de niños. Ésto no se hizo para negar la existencia de los abusos rituales, sino porqué éstos casos no habían sido nunca catalogados anteriormente. En otros términos, éstos casos fueron tratados de la misma forma que fueron tratados todos los informes porqué nadie sabía que correspondían a un escenario de crímenes en desarrollo dentro del país. Sin embargo, ésto trajo problemas en término del éxito de las investigaciones.

Los casos de abusos rituales implican generalmente varios agresores y múltiples víctimas. La violencia se produce en varias ocasiones, más bien en formas aisladas. Las acusaciones conciernen formas de abusos tan insoportables como increíbles. Los Investigadores creen a las víctimas, pero són incapaces de encontrar pruebas que les conduzcan a demandas judiciales.

En el laberinto de problemas que surgieron, los investigadores se encontraron, en numerosos casos, de cara a casos en los que fueron incapaces de probar . Los padres de las victimas, totalmente frustradas por las fallas del sistema, necesitan respuestas y , de hecho, tienen derecho a las respuestas y de saber el porqué sus hijos que recibieron abusos no tienen derecho a la justícia.

Es por eso que éste articulo fué escrito. Ustedes, los padres, sois dignos de ver como se aplican las leyes. A la vez, les necesitamos a ustedes para entender la situación.

¿Porqué las leyes són así? Como investigador sobre crímenes rituales éstos últimos años, puedo sinceramente decirles que hacemos progresos y que ésta clase de crímenes són reconocidos como específicos y reales. Digo ésto porque no pasa un solo día sin que no esté en contacto con otros servicios de policía de todo el país y de Canadá, que buscan informaciones concernientes el modus operandi y la forma como suceden los abusos rituales. En éste sentido, hacemos progresos. Allí dónde antes los agentes no estaban al tanto de lo que veían, ahora están en medida de identificar las signos más facilmente. Anteriormente los investigadores no tenían ninguna formación sobre cómo reconocer éstos crímenes cuando se topaban con ellos, ahora recíben una formación.

Todo esto está muy bien, pero los padres no ven siempre los resultados esperados. En numerosos casos, los sospechosos ni siquiera llegan a juicio, y menos aún són reconocidos como culpables. En el momento de escribir éstas líneas, ha habido muy pocos procesos conseguidos en los Estados Unidos(...)

Problemas de investigación

Un problema és que las partes interesadas, cuando están frustradas por la máquina burocrática, decidan "ayudar a los investigadores" o "llevar una investigación independiente". Al punto que toda una red se pone en movimiento, y aunque esto ayuda a los padres a sentirse mejor, eso no hace avanzar la investigación. Desgraciadamente, puede incluso obstruir un caso dificil ya por si solo.

Y en el informe a sus superiores, Gallant escribió esto:

75866748"Las informaciones contenidas en este informe són desagradables y extrañas, a un tal grado que podríamos optar por desacreditarlas. Sin embargo, las investigaciones realizadas sobre este ámbito han desvelado que numerosos casos de este tipo [los abusos rituales ,nlda] hacen su aparición en el país y en Canadá. Las similitudes en las historias de cada niño víctima utilizadas en éstos crímenes tienen tendencia a dar credibilidad a la información revelada por otros. Además, los psiquiatras y terapeutas que trataron a las víctimas, afirman que la coherencia de las historias y los detalles explícitos revelados, los llevan a pensar que los niños cuentan la verdad. Hay también la creencia de que cada agente de policía que ha presentado informaciones para este informe, y que las víctimas dicen la verdad y que ,en realidad los niños serían incapaces de inventar tales historias.

En el transcurso de mis investigaciones, similitudes salieron a la luz, indicando la fuerte posibilidad de que existe una red de gente en este país, implicada en los abusos sexuales y de probables homicidios de niños de corta edad. Estos casos parecen alejarse de los casos aislados de abusos hacia los niños ya que los crímenes mencionados aquí són cometidos con el objetivo en mente de mutilar y masacrar a los niños con fines de rituales o sacrificios. Gran número de casos señalados revelan también pornografia juvenil más allá de la pornografía normal juvenil ya que los niños són fotografiados durante los rituales en los cuales ciertas personas visten de túnicas, trajes y velas, serpientes, espadas, altares y otros tipos de materiales utilizados en rituales".

Este informe nunca se entregó al FBI, y el ministerio de justicia se negó también a examinarlo.

En 1988, un estudio bautizado "sexual abus in day care: a national study" (abusos sexuales en escuelas preescolares: un estudio nacional) . Reúne unos 270 casos de abusos sexuales en guarderías y escuelas preescolares, que conciernen a 1.639 víctimas[7]. Y según los expertos que redactaron el estudio, los abusos rituales se evocan en un 13% de los casos. Dividían éste 13% entre los "verdaderos cultos rituales "y los "seudónimos de rituales"(similares en el caso de Le Var, por ejemplo), en los cuales los rituales sirven para intimidar a los niños.

Entre paréntesis, los expertos calcularon que en el conjunto de los casos de abusos sexuales en niños conocidos por la policía, sólo el 23% de los pederastas potenciales són condenados con prisión. En Bélgica, 23% de pederastas siguen una condena en prisión, pero sigamos....

Actualmente en Estados Unidos, numerosos "supervivientes" de abusos sexuales rituales se han expresado. Creando blogs, páginas web, testificando en TV, en periódicos, durante conferencias, poniendo en marcha asociaciones de ayudas para las víctimas de éstos abusos, quienes sufren a menudo diversos problemas como el de personalidades múltiples.

A menudo, éstas víctimas hablan de lo mismo: de experimentos "médicos"(algunas víctimas en Francia coinciden en esto también) , manipulaciones mentales, principalmente a través de choques psíquicos, de actos de tortura , de asesinatos con rituales. Y muy a menudo, personalidades políticas y locales se mencionan también. Muchas de éstas víctimas dicen haber viajado en avión para asistir a fiestas orgías, e incluyendo en lugares de alto poder, y muchos entraron en el sistema porque su familia era miembro y los educaron así. Incluso las bandas como Mara Salvatrucha tendría sus propios rituales satánicos con asesinatos de mujeres y niños, en el Salvador y en Estados Unidos probablemente.

Los testimonios, en realidad, se acumulan, y són casi siempre similares. Incluso la mayor parte de los Psicólogos Americanos, que intentan también comunicarse sobre el tema para hacer evolucionar la toma de responsabilidades de las víctimas, saben que las redes pederastas y satánicas existen. Sólo los medios comerciales y la justícia quienes lo ignoran. En Londres, una unidad especial de policía trabaja únicamente sobre los abusos sexuales rituales de niños, en Francia o Bélgica, consideran todavía que ésto no existe, ya que les parece imposible (He aquí los debates que se mantienen en nuestro país).

Un estudio realizado por el American Psychological Association mostró que el 12% de los miembros ya habían tenido que tratar con casos de abusos sexuales rituales. De Hecho, parece que muy a menudo, las víctimas vienen a la consulta por depresión, por ejemplo, u otro problema cualquiera. Y que en el transcurso de la terapia, los recuerdos de abusos sexuales satánicos regresan a la memoria " viva" de las personas. Pero, no podemos probarlo nunca, sobretodo pasados los años de los hechos. Sobretodo cuando las víctimas estan todavía bajo influencia, lo que no és para nada extraño.

 

75866789El juego confuso de los "expertos"

La máquina mediática destinada a desactivar la bomba que constituye este caso de la McMartin preschool recorrió múltiples "expertos" quiénes a menudos resultaban ser pederastas confirmados , para hablar de la manipulación de los niños, de "falsos recuerdos" etc. Una asociación como la False Memory Syndrome Foundation (reconocida de utilidad pública) dotada de un servicio de comunicación en buena marcha, continúa hoy en día éste trabajo. Destinada a promover la noción para nada científica del "Síndrome de los falsos recuedos" [8] con grandes refuerzos de intervenciones mediáticas y en los juicios de pedofília y/o de abusos rituales, la asociación sigue todavía con su trabajo demoledor. Se presenta como una asociación científica pero actúa como lobista para las personas acusadas de pedofília, basándose sobre seudónimos de estudios.
Creado en 1992 por diversos "expertos", entre los cuales Ralph Underwager, un año después de una entrevista junto con su mujer en un periódico pedófilo, en el transcurso del cual declaró que la pedofília és una elección "responsable", y a desarrollar:"los pederastas pueden afirmar con audacia y coraje aquello que escojen. Pueden decir lo que quieran, és encontrar la mejor forma de amar. Yo soy también un téologo y como téologo, creo que és la voluntad de Dios el que haya aproximidad e intimidad, de la unidad de la carne, entre la gente. Un pedófilo podrá decir: "esta aproximidad és posible para mi en las elecciones que yo he hecho". Los pederastas están demasiado a la defensiva. Van por todo diciendo, "ustedes gente decís que lo que yo elijo és malo, que no és bueno. Me poneis en la cárcel, haceis todas éstas cosas terribles contra mí. Debo definir mi amor como si fuere de una forma u otra ilícita". Lo que pienso, és que los pedófilos pueden afirmar que escogen el camino de la intimidad y del amor. Con audacia. pueden decir, "Creo que és en parte la voluntad de Dios". Tienen el derecho de hacer éstas declaraciones para ellos mismos como elecciones personales. Ahora si pueden o no persuadir a otras personas que tienen razón, eso és otra cuestión".

Esta salida, sin embargo defendida por Pamela Freys[9], la nueva directora de la fundación, lo obligó a dimitir del consejo consultativo de la False Memory Syndrome Foundation. Quien sería, según dicen algunos, una creación de la CIA para hacer una capa de humo frente la opinión pública en los casos de abusos rituales y de redes pederastas comprometidas. Si és el caso, funcionó muy bien. Así, varios peones de la CIA que trabajaron en el dominio de la manipulación mental (un fenómeno hoy en día probado por los archivos, cf. casos MONARCH, MK ULTRA o Ewen Cameron, por ejemplo) estarían presentes en el consejo de administración de la Fundación.
De hecho, la fundación puso en marcha una técnica infalible para que las víctimas que se acordaran de los abusos rituales terminaran por declarar que simplemente habían alucinado.

Para acabar con la polémica, el National Center for the Prosecution of Child Abuse fué creado en 1988, y normalizó las audiciones de los menoresen colaboración con el National District Attorney's Associations y el American Prosecutor's Research Institute. De hecho, las preguntas són abiertas y neutras, de manera a no permitir la influencia sobre los niños, pero hay que decir que los niños hablan muy contadas veces en la primera audición, que és a menudo la única. El problema, és que afortunadamente, esta tecnica de audición, que pasa al lado de la mayoria de casos, se está propagandose por todo. E incluso con estas audiciones normalizadas, (en el transcurso donde los niños hablan muy poco o nada), que se consideran neutras y no subjetivas, los abogados de la defensa disfrutan alegando que el niño ha alucinado o que ha mentido. Según la opinión de una inspectora

75866851de policía Belga cargada de éstas audiciones, "los testimonios de los niños, incluso realizados por éste método, no són pruebas. Si vamos únicamente a juicio con el testimonio del niño, sin pruebas medicales legales que són difíciles de obtener sobretodo varios dias después de los hechos, se convierte en pan bendito para los abogados de los acusados".

Enfin, Ralph Underwager és uno de éstos expertos ampliamente descritos por los medios de comunicación de la época, y principalmente por Debbie Nathan. Dotado de un diploma de téología, antiguo pastor Luteriano y psiquiatra, escribió junto con su mujer Hollida Wakefield un libro titulado " Acusaciones de abusos sexuales de niños" vendido a 70$. Una formidable crítica del Journal of the American Medical Association resumía perfectamente el grado de fiabilidad de los delirios de Underwager: " Este libro tiene poco valor para aquellos que trabajan con niños víctimas de abusos a parte de que puede ser importante conocer los distintos puntos de vista. El libro será sin duda, muy útil para los abogados que defienden a la spersonas acusadas de abusos sexuales sobre niños. Parece haber sido escrito especialmente para éste público en concreto... Los autores citan 700 referencias, pero no han realmente estudiado ésta literatura. Cuando una de éstas referencias que citan no corresponde a su punto de vista, simplemente deforman las conclusiones".


En 1974, Underwager fué nombrado director del Institute for Psychological Therapies, en Minesota, y corrió por todos los tribunales de todo el país para testificar en favor de los presuntos abusadores de niños, hasta consagrar de 60 a 70% de su tiempo de trabajo[10]. Y para Underwager, todos los niños mienten sistemáticamente cuando hablan de abusos rituales. Según otros expertos, sería aún más raro que : David Chadwick de San Diego Children's Hospital, estimaba en 1989 que menos del 8% de las alegaciones de abusos sexuales hechas por los niños, eran falsas. Jones y McGraw, que en 1987 examinaron 576 casos de niños víctimas de abusos registrados por el Denver Departement of Social Services, clasificaron los casos siguiendo el grado de fiabilidad.

Solo un 1% de éstos niños fué considerado de haber probablemente hecho falsas acusaciones. En el año 2.000, 551 casos similares de los mismos servicios sociales de Denver, recibídos en un año fueron estudiados, y 14 niños, o sea el 2.5%, fué suceptible de haber mentido. En tres de éstos 14 casos, un padre había manipulado al niño, tres otros casos, un gesto común habría sido malinterpretado por el niño y los ocho casos restantes, eran realmente de falsas acusaciones creadas por el niño. Además, varios estudios muestran que cerca de la mitad de las víctimas de abusos sexuales en los niños rechazan o olvidan lo que ocurrió durante un periodo de su vida, debido a un trastorno disociativo que, en el caso de los abusos rituales són fabricados completamente por los abusadores. Para resumir: en materia de abusos sexuales, nos encontramos en la subestimación del fenómeno, incluyendo y sobretodo en las víctimas, y nada de nada en la sobreestimación, como aquellos que hablan de " histéria de abusos sexuales" les gustaría hacernos creer.

000342490Pero, regresemos a éste querido Underwager. En 1984 creó VOCAL, una asociación de defensa a las personas acusadas de abusos sexuales, con unos padres que él contribuyó a su absolución. Los militantes no dudaban en manifestar con sus pancartas delante hospitales o los tribunales para hacerse oir. Esto le permitió a Underwager, de testificar en más de 200 juicios antes de los años 90. En el transcurso de estas salidas, ha explicado por ejemplo que el 60% de las mujeres sexualmente maltratadas durante la infancia decían que la experiencia fué buena para ellas. Para él, las investigaciones relacionadas a la proteccion de la infancia són un" ataque contra la familia en tanto que institución", y afirmó también que el 75% de las madres alegando abusos sexuales en los procesos de guardia relacionados en divorcios han sufrido un "trastorno grave de la personalidad" que les habría incitado a fabricar falsos testimonios. En resumen, reencontramos los mismos argumentos casi en todos los juicios de abusos en menores.

Underwager no dudaba en perseguir sus detractores incluso entre los expertos, como Anna Salter para quién Underwager estaba allí solo para ayudar a los pederastas. Menos mal, que perdió siempre contra ella.

Douglas Besherov, fué director del National Center on Child Abuse and Neglect, siendo director del Lobby patronal American Entreprise Institute. Se encontraba también entre los propagandistas relacionados a la CIA, quienes tenían acceso fácil a los medios de comunicación. Besherov explicaba en un libro publicado por el American Entreprise Institute, titulado 'Doing something about child Abuse: the need to narrow the grounds for state intervention' (traducido por mi inglés mediocre como hacer algo referente a los abusos sexuales de menores: la necesidad de reducir el campo de intervención del estado) que "estadisticamente", la mayor parte de las alegaciones de abusos en niños són mentiras. El se contradijo evidentemente en sus "estadisticas" por muchos otros expertos quienes ellos, no tuvieron acceso a los medios mediáticos. Y principalmente por aquellos que publicaron las estadisticas sobre las cuales él se basaba.

Besherov era incluso peligroso, ya que ademas el hecho que tomara la mayoría de los niños por mentirosos, según él mismo esos que realmente eran víctimas y podían quedarse ens us casas en la mayoría de casos, aunque, precisémoslo, fuera en sus propias casas donde recibieron los abusos. Ya que según él, ne se encuentran delante un "peligro inminente". Y tras su trabajo, vimos florecer articulos titulados "falsas alegaciones de abusos hacia niños: podría ocurrirle a usted? en Woman's Day en 1986, o también la invasión de los defensores de niños: nadie está seguro en la guerra contra los abusos',en Progressive en 1985...

75866909En el capítulo de los medios mediáticos, podemos evocar a Paul y Shirley Eberle, una pareja de periodistas quienes publicaron en 1986 un libro en la directa linea de los falsos recuerdos etc..., titulado "The Politics of Child Abuse"en el cual denuncian los excesos de "la indústira de abusos sobre niños"(Child abuse Industry) y requieren persecuciones contra las madres, los psicólogos y otros trabajadores sociales que manipulaban a los niños con el fin de que testificaran falsas alegaciones, lo que para los autores ocurría casi en el 100% de los casos. Los autores recidiven en 1993, con "The Abuse of Innocence", que trataba esencialmente el caso McMartin. Añadimos que, en los años 70 la pareja estaba muy implicada en la pédopornografía en los Angeles, y publicaron una revista depravada llamada Finger, en la cual encontrabamos por ejemplo escenas sado maso o escatológicas implicando a niños e incluyendo, parecería ser, a sus propios hijos [11]. Podíamos encontrar también articulos tales como el"baby fucking"... Pero como Cohn Bendit en Francia, estimamos que los Eberle se encontraban simplemente en la ola de liberación sexual de los años 60 y 70, y que no había nada de malo detrás de todo esto.

No podríamos terminar éste episodio sobre los "expertos" quienes se empeñan en negar la realidad de los abusos sexuales y a disminuir su impacto en las víctimas, sin abordar el caso tan inquietante del inventor del "síndrome de alienación parental"(SAP) en 1985, Richard Gardner. Quién habló también de una "gran ola de histéria" para describir el caso McMartin. El revindica en sus CV de haber enseñado en la universidad de Columbia, lo que no és nada cierto. El individuo incluso reclamó también sanciones para las personas que señalaban abusos sexuales(incluso justificadas).

Como sus estudios eran una mentira y que las revistas científicas más o menos serias no lo querían, Gardner creó su propia casa de ediciones, Creative Therapeutics, Inc, dónde la mayor parte de los 250 libros, videos y articulos de Gardner fueron publicados, entre ellos sus primeros articulos sobre el SAP. el libro "Sex Abuse Hysteria: Salem Witch Trials Revisited" (Histéria de abusos sexuales: el juício de las brujas de Salem revisitado) fué publicado en su propia casa de ediciones en 1991, al igual que "The parental Alienation Syndrome and The Differentiation Between Fabricated and Genuine Sex Abuse Allegations", uno de sus primeros libros sobre el SAP publicado en 1987, o su primer articulo sobre el caso "Child Custody Litigation:A Guide for Parents and Mental Health Professionals", publicado en 1986. Recordemos que en principio, para ser reconocido, el trabajo de un científico debe ser publicado en revistas "serias", con un comité de lectores quienes validan los estudios, lo que no fué nunca el caso para Gadner.

El SAP, ya hablé de ello, pero en resumen se trata de decir que un niño que evoca abusos sexuales en el transcurso de un divorcio, miente.Según Gardner, el niño mentía primero en un 90%, luego en un 30%, al final de su carrera. Para Gardner, la pedofília intra familial revelauna tradición más que de una desviación, y la pedofília debería estar integrada en la lista de comportamientos sexuales basicos, tales como la homosexualidad por ejemplo. Pero, el sadismo sexual, la necrofolia, la zoofolia o la escatología deberían según Gardner, ser consideradas de la misma manera.

75867005Repite también la teoría de que los pederastas, según la cual los niños irían a la búsqueda de sexo con adultos, lo que és realmente inquietante viniendo de un psicólogo especializado en niños. Retoma también éste otro argumento conocido, según el cual "los abusos sexuales no són necesariamente traumáticos: lo que és determinante en el aspecto traumático de abusos sobre niños, és la actitud de la sociedad hacia la persona perseguida"[12]. De hecho, no hay un solo foro de pedófilos dónde no encontremos éste argumento completamente estúpido. Como para los demás, pero resulta cansino de repetir el porqué se creó la noción de menor en derecho.

En lo que concierne en su preocupación por el bienestar de las pequeñas victimas, Gardner escribió que "debemos decir a los niños que no existen padres perfectos. "La explotación sexual debe ponerse en la lista de lo negativo, pero las positivas también deben ser apreciadas." Es así que los asistentes sociales en el caso de Castres o del Var, són capaces de decir a los niños que deben olvidar los abusos, que "papá no lo ha hecho aposta"...Según Gardner, el padre pederasta no debe ser alejado del hogar donde habita su hijo, solo si realmente continúa con sus hábitos pedófilos y que su acercamiento hacia la familia ha fracasado. Cuando actualmente tratamos de poner a salvo a los niños lo antes posible. Hay que decirles también a los niños "en otras sociedades, estos comportamientos (pedófilos) se consideraban normales" en resumen, "hay que ayudar a los niños a comprender que tenemos en nuestra sociedad una actitud exageradamente castigada y moralista referente a los acusados de abusos sexuales hacia niños" . No és necesario hacer un dibujo para comprender que un tipo como Gardner, elogiado todavía por los "expertos" como Bensussan en Francia, hacen perder decenas de años en el apoyo a las víctimas de abusos sexuales, particularmente cuando se trata de niños. Termino aquí sobre las teorías de humo de Gardner, pero la lista és larga y podríamos hacer de ello una enciclopédia de la propaganda pedófila. Añadiremos que, todas esas teorias fueron publicadas por su propia casa de ediciones.

Gardner fué tan criticado que intentó contestar la mayoría de los reproches, a menudo duros , hechos por sus colegas (principalmente por los expertos USA de abusos sobre niños que no reconocieron al SAP) y por las asociaciones de víctimas. Recordemos que el SAP no está aún inscrito en el DSM, quiénes elogian los trastornos mentales oficiales, y quiénes tiene sin embargo una furiosa tendencia a expandirse en cada revisión. Si el SAP no está todavía a pesar del Lobbing intensivo de Gardner, és que no hay verdaderament ningún fundamento científico[13]. En Francia, sin embargo, psicólogos como Paul Bensussan, que defiende a los acusados de pederastas hasta nuestros medios mediáticos, se basa unicamente en el SAP para desacreditar la palabra de los niños. Y asociaciones como la de SOS Papá que defiende a todos los padres e incluyendo a los padres acusados de actos pederastas, se enriquecen con su dicho SAP, ejerciendo como escudo por los pederastas.

Según observadores, "la teoría del SAP tuvo un efecto profundo sobre el modo en el que los tribunales de nuestro país abordan los testimonios de abusos sexuales, particularmente durante divorcios". De hecho, como Underwager, hizo en parte su comisión defendiendo los acusados de hechos pedófilos hasta los tribunales, y habría intervenido así cerca de 400 casos sobre 25 estados.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
No tendremos oficialmente jamás la verdadera verdad en el caso McMartin. Lo que és seguro, és que como con el caso Outreau en nuestro país, y Dutroux en Bélgica, en cuanto hablamos de abusos rituales en Estados Unidos, el único pensamiento (autoridades ­­­+mediática comercial) blande el caso McMartin como advertencia de "histéria satánica". Desde entonces, la caja de hierro se cerró hermeticamente, y aquellos que se atreviesen a decir que lo que decian los niños era verdad, eran inmediatamente tratados de majaretas conspiradores o fanáticos de derechos a favor de los niños.

La regla en éstos entierros judiciarios que ya empezamos a conocer tan bien, és el no tomar en cuenta lo que las víctimas dicen, quiénes són también los únicos testigos. Y que tienen la enorme desventaja de ser solo niños. Si por mala suerte , psicólogos confian en la palabra de los niños, hacen intervenir a otros expertos, como Underwager en Estados Unidos o Bensussan en Francia, quiénes se encargan de desacreditar a los expertos y a las víctimas. Luego, ponen de un lado las pruebas médicales legales-cuando éstas existen, y el caso se cierra.

En el caso Outreau, tenemos una excepción: tomaron en cuenta las pruebas médicales legales, tan bien que doce niños fueron reconocidos como víctimas. En éste caso, falta solamente la mayor parte de los culpables. En el caso McMartin, consiguieron el golpe de fuerza de considerar que cerca de 500 niños contaban mentiras, que fueron todos manipulados por los expertos. En cuanto a los examenes medicales legales que demostraban los abusos, en cuanto los túneles, simplemente no se habló de ello durante el juicio.

La moraleja de todo ésto ? os dejo percibirla por vosotros mismos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


[1] Virginia McMartin, quién fué una celebridad en los años 60 en el sector del cuidado de niños, y viajó como consultante en nueva Zelanda, en Australia, en Dinamarca, en Suècia, en Noruega y en Inglaterra.

[2]MacFarlane temía que los niños fueran víctimas de un "síndrome" totalmente distinto de los falsos recuerdos: un síndrome habitualmente en los abusos sexuales que les llevaba a negar que hubieran podido ser víctimas (y ella no se equivoca, ya que los niños empiezan casi siempre negando haber recibido ningún abuso, sobretodo si conocen al abusador). Ella utilizó técnicas descritas por algunos como "extremadamente sugestivas"


[3] El juicio duró entre 1987 y 1990, cuando todos los cargos fueron retirados, y hubiera costado 15 millones de dólares. La fase préliminar duró casi dos años porqué los siete abogados de la defensa fueron autorizados a interrogar a los niños en varias ocasiones.

[4]El Californian State Departement of Public Social Services hizo cerrar una decena de escuelas preescolares. Luego, varios casos de abusos sexuales en las escuelas infantiles explotó en California y en el país entero tras el caso McMartin: tuvimos el caso de Country Walk en 1985, cuando el propietario del Country Walk Babysitting Service ( que no tenía licencia y que estaba instalado en su casa de 150.000$), Francis Fuster, fué juzgado de 14 cargos de acusación de abusos sobre niños. En 1982, ya había sido juzgado como culpable por tocamientos sobre una de 9 años. Fuster era un pederasta, satánico y perverso narcisista, aficionado a la escatología. Aquí además, el pederasta salió bien parado porqué sus abogados denunciaron a los expertos que habían validado las alegaciones de las víctimas, vía otros " expertos"y periodistas como Debbie Nathan. Se dijo también que los niños fueron largamente interrogados por los psicólogos, que no aceptaban respuestas negativas. La mujer de Fuster, Illeana (23 años de edad en 1985) amenazada con echarla de los Estados Unidos , apoyó con fuerza a su marido del cual recibía sus perversidades. Fué igualmente devuelta a Honduras en 1989. Recientemente, explicó haber recibido un verdadero lavado de cerebro por los "expertos", durante que el hijo de Fuster retomaba sus acusaciones contra su padre. En éste caso, los niños describieron escenas satánicas, asesinatos de animales, violaciones colectivas, fotos pédopornográficas, como en el caso McMartin. Aquí además, tenían que comer los excrementos. Como siempre también, les amenazaban con matar a sus padres si hablaban de ello.

Tenemos también el caso McCuan y Kniffen, el nombre de dos parejas que dirijían una guardería sin licencia en California. El caso implica también a los padres de Deborah McCuan. Aquí también, se habló de "una caza de brujas" : serían policias que habrían exagerado el caso por nada. Según las víctimas, las parejas se intercambiaban a los niños incluso a los propios, durante orgías pederastas. Fueron condenados en 1983 y cargaron juntos más de 1.000 años de cárcel, y en 1986 fueron liberados (en 1982 ya fueron juzgados culpables por maltratos hacia sus dos hijas ). Ahí también, desacreditaron fuertemente a las personas que creyeron a los niños, pasar por psicóticos que manipularon a los niños. En resumen, los McCuan beneficiaron de una increíble benevolencia de los servicios sociales.

En 1984, rebienta también el caso del Fells Acres Day Care Center, en Massachusets. Un niño de 4 años se confió a su familia (que también desacreditaron), explicaba que el chófer del autobus que lo llevaba a la escuela le había tocado. Decía también haber sido violado por un pallaso y un robot en una habitación secreta. La policía reúne a los padres de alumnos, e interroga a los niños. Al final, un profesor, su madre y su mujer fueron condenados por haber abusado de 9 niños. De nuevo, desacreditaron la palabra de los niños ("sindrome de los falsos recuerdos"etc.) y los expertos que validaron los hechos, tan bien que llegaron a la conclusión de no hacerles caso. En 2004, todos los culpables habían salido de cárcel.

Varios abusos tuvieron lugar en guarderías y preescolares del Bronx.

[5] Ray y Peggy Buckey, la madre de ésta última Virginia McMartin, Peggy Ann Buckey (la hermana de Ray), Mary Ann Jackson, Betty Raidor y Babette Spitler se sentaban en el banco de los acusados.

[6] En resumen, los niños en el Boy Town, una ciudad para niños dificiles y /o autistas. Eran envíados a fiestas por todo el país, algunos implicando a personajes de alto nivel como Reagan.

[7]En la época, había 229.000 "day care" y 7 millones de niños a cargo del estado de Estados Unidos. Los expertos contaron que había 5.5 casos de abusos sexuales sobre 10.000 niños a cargo, contra 9 sobre 10.000 en el entorno familiar.

[8] No hubo estudios basados sobre métodos científicos. Como para Gardner y su "sindrome de alienación parental", sus trabajos són simplemente trampas intelectuales.

[9] Jennifer Freyd, profesor de psicología e hija de Pamela y Peter Freyd, psiquiatras co directores ejecutivos de la Fundación, denunció a sus padres publicamente como pederastas.

[10] Por ejemplo, fué llamado al rescate por los abogados de Woody Allen, acusado por su ex mujer Mia Farrow de haber abusado de su hija de 7 años.

[11]Sobre éste tema, la policía dijo que había visto fotos de niños en el caso Finger, pero que no pudieron probar que tenían menos de la edad legal para dichas fotos. En el momento en que empezaba a aclararse la investigación, la revista hizo quiebra, a finales de los años 70.

[12] EN "True and False Accusations of Child Sex Abuse", publicado en 1992 en su propia casa de ediciones.

[13]Durante la última revisión de DSM en 1994, La mitad de los miembros del American Psychiatric Association, que realiza la lista, había rechazado que el SAP se inscribiera como trastorno mental y fuera reconocido, un tercio pidió que lo fuera.

NO-al-abuso-sexual-de-menores