86609301_oLos Países Bajos como para Inglaterra, són removidos bajo tierra por las revelaciones de víctimas sobre las redes pedófilas de élite, y también de prácticas satánicas. Hace una semana, una tal Toos Nijenhuis denunció el clan real y a sus esbirros diciendo que no eran más que unos asesinos de niños.


Toos Nijenhuis tiene 54 años, és fisioterapeuta, y acaba de confiarse recientemente a Kevin Annett, el canadiense que reveló el masacre de niños indígenas en los orfanatos regentados por la iglesia, y durante más de un siglo. ¿Que cuenta Toos Nijenhuis?

Habla de sacrificios con rituales de niños, de caza, personalidades poderosas que se libran a los peores actos. El mismo escenario que el dado por los famosos testigos X del caso Dutroux, principalmente Regina Louf, y por las víctimas de éste mismo tipo de red en los USA (ver los casos Franklin, The Finders, McMartin preschool, Johnny Gosch, David Shurter...). En Francia también, otras víctimas hablan de ello, con políticos de nuestro país, pero éstos testimonios són raramente filtrados al dominio público. De hecho, como lo precisa Toos Nijenhuis, los niños que sobreviven a éstos tratos están tan traumatizados que prefieren callar, e ocultan los hechos sometidos.

Nijenhuis fué ritualmente violada y torturada desde los 4 años de edad por sus padres, por su médico de familia, y por el ministro de la iglesia local, y fué prostituida un poco por todo en el mundo durante rituales y otras orgías. Estas torturas según ella, también se reflejaban en un cuadro condicionado y por experiencias realizadas por los servicios secretos, lo que otras víctimas también sospecharon, como David Shurter en USA.

Describe una ceremonia de iniciación masónica en el castillo Sprengenberg, con violaciones de niños en el programa. Menciona también el castillo Goedenraad, dónde la familia real venía regularmente durante los años 50.

Denúncia al príncipe nazi Bernhard (creador del Bilderberg junto a Rockefeller) y al cardinal Alfrink como dos de los miembros más importantes de éste clan satánico.

Toos explica que fué violada en Escócia y Pays de Gales y denúncia de paso a la gentuza de la élite inglesa, quiénes tienen la misma práctica, comprendido los miembros de la familia real.

También estubo en Baviera en el castillo de Hohenschwangau, donde obispos alemanes y el gran rabino Menachen Mendel Scheerson estaban presentes.

86609328_pTambién fué enviada a Arabia Saudí, donde asistió a rituales, en Australia donde la torturaron frente las cámaras y dónde asistió al asesinato de un niño.

Los cuatro hijos de Toos Nijenhuis de un primer matrimonio fueron arrastrados a ésta red, obligados a asistir a la muerte de otros niños. Un clásico que parece ser hace parte de la iniciación de éstas víctimas. Ella mostró un lugar en el bosque, dónde dice que era lugar a sacrificios de niños hasta por lo menos hasta finales del 2010. Evidentemente éstos crímenes siguen hoy en día.

El tribunal internacional sobre crímenes de la iglesia y del estado (ITCCS) recibió una denúncia respecto a este caso, y se formó un grupo para investigar.

Recordemos que el caso "Joris Demmink"quién fué el número 1 del ministerio de la justícia en los Paises Bajos hasta noviembre de 2012, hace resurgir el aspecto satánico de la familia real, ya que el caso de la muerte ritual de Marianna Vaatsra fué sofocado por Demmink, que estaba presente durante el asesinato, para proteger a miembros de la familia real que también participaron. LLegaron incluso a fabricar a un falso culpable.

Según Marcel Vervloessen, quién desveló el caso de los CD de Zandwoort y que también había buscado al joven Manuel Schadwald, desaparecido en Berlin en 1993, a la edad de 12 años.

Parece ser según su investigación, que Manuel Schadwald, tras haber sido prostituido en burdeles para pederastas en Amsterdam y Roterdam, habría sido asesinado durante una grabación "snuff movie" durante el cual Joris Demmink estaba todavía presente, así que varias otras "personalidades".

Los hechos se habrían producido a bordo de un yate llamado Apollo, donde incluso bebés fueron violados. Aparentemente, un pedófilo alemán conocido pero que se pasea por los Países Bajos bajo toda impunidad, Robert M., también estaba allí. Podemos también preguntarnos si algunos miembros de la familia real no aparecerán también sobre el video, como és el caso del video del asesinato de las pequeñas Julie et Melissa, según se dice asesinadas por Dutroux: en realidad, una docena de personas estaban presentes durante éstos asesinatos, entre ellos el cardinal Danneels.

86609357_oDemmink estaba también presente durante la grabación de otro Snuff movies, en República Checa donde un chico murió a fuerza de violarlo con un consolador.

Joris Demmink, era un cercano a la reina Beatrix (que acaba de abdicar), que algunos la llaman Bilderberg Bea por no haber faltado a ninguna reunión.

Durante toda su carrera, Demmink pasó todo su tiempo a taponear todas las investigaciones referentes a las redes pédocriminales del pais y nombró con cargos importantes a varios pedófilos y otros miembros de bandas. Salvo que hoy en día, són los americanos que investigan sobre los hechos relatados por varias víctimas, principalmente en Turquía sobre violaciones de niños cometidas por Demmink. Podemos preguntarnos el porqué , ya que en USA existe exactamente las mismas redes pédosatánicas activas sobre su suelo americano, con la misma élite y la misma justícia corrompida.

En cuánto a Regina Louf, habló referente a una orgía cometida en el yate del príncipe Bernhard el Jumbo VI. De hecho, el enlace entre la red pédocriminal de élite holandesa con la red de Bélgica és bien clara. Al igual, los pederastas de élite Franceses no se privan de ir hasta Bélgica a masacrar niños, como lamentablemente no consigue mostrar el caso Outreau. Sin embargo, numerosos elementos deberían haber provocado extensas investigaciones sobre la región de Ypres especialmente. Pero volveremos a ello.

Tal vez que la verdad sobre todos estos horrores salga a la luz. Pero, primero se precisa una toma de conciencia sobre los ciudadanos, para que la justícia y los políticos no consigan sofocar éstos casos, que empiezan a escalar hasta los más altos cargos del estado.